Blog de Juntos: Blog de Juntos

Irretroactividad de la causal de divorcio de separación de los cónyuges por más de dos años.

Artículo 7.156 veces visto

hace 6 años y 8 meses
Por Ernesto Blanco

¡Nota importante!

esta entrada se publicó hace más de dos años, por lo que es posible que la información de la que habla ya no sea aplicable, o que las descargas a las que hace mención ya no estén disponibles. En ese caso, puedes contactarnos a través de nuestro correo electrónico, y trataremos en la medida de lo posible facilitarte la información.

Hola de vuelta.

Aquellos que me conocen, sabrán que mi profesión, aunque por el momento poco ejercida, es la de licenciado en Derecho. Lo anterior no lo digo de ninguna manera como jactancia ni nada semejante, sino porque si solo se dedujera del contenido del presente blog, cualquiera diría que soy todo menos abogado.

No acostumbro escribir sobre temas de Derecho, pues pareciera que ha este respecto ya ha sido escrito todo, sinó bastará remitirnos a los discursos encontrados en los libros de la editorial Porrúa, una de las principales en esta materia.

No obstante, el día de ayer, como objeto de unas pruebas que hacía para un sitio, me dio por leer una ejecutoria de la Suprema Corte. Sabrán aquellos que conocen dichas ejecutorias, que acostumbran ser enormes, y me pareció interesante el tema del que trataba, tanto que me motivó a escribir a ese respecto.

Sin más, dejo el artículo escrito y espero que, aunque desentone un poco con el contenido del presente blog, sea del agrado de aquellos que gusten leerlo.

Es ampliamente conocido que la familia y el matrimonio son la base y el pilar que conforma y sostiene nuestra sociedad. No obstante lo anterior, hay ocasiones en las cuáles éste solo existe de iure , pues de facto ambos consortes se encuentran separados, inclusive en ocasiones con muchos años de anterioridad y constituyendo nuevos núcleos familiares.

El legislador, sabedor de que dicha situación constituye un vacío jurídico y una irregularidad, y que a la larga puede ocasionar inseguridad jurídica tanto para los consortes, como para los hijos que pudiere haber fuera de ésta unión, decidió a partir del año 2005 en el estado de Nuevo León, añadir una causal de divorcio más al artículo 267 del Código Civil para la entidad.

Dicha causal existe a la fecha también en la mayoría de estados de la República Mexicana.

La mencionada causal reza de la siguiente manera:

Artículo 267. Son causas del divorcio:

XIX. La separación de los cónyuges por más de dos años, siempre que no exista causa que la justifique y no se cumplan los fines del matrimonio.

Esta causal podrá ser invocada por cualquiera de los cónyuges, mas ninguno tendrá la calidad de culpable.

Es claro que en la situación en comento, de facto no se cumplen los fines del matrimonio, que según el artículo 147 del mismo dispositivo, podemos deducir que son «…procurar su ayuda mutua, guardarse fidelidad, perpetuar la especie y crear entre ellos una comunidad de vida permanente».

No obstante todo lo anterior, y enfocándonos al tema que nos concierne en el título del presente artículo, ha existido una contradicción entre tesis de la Suprema Corte de Justicia, pues diversos tribunales han interpretado el precepto en comento de distinta manera en el sentido de, si es o no aplicable a separaciones iniciadas antes de la entrada en vigor de la reforma.

Es un principio constitucional en México, el que establece que: «A ninguna ley se dará efectos retroactivos en perjuicio de persona alguna», incluido en el artículo 14 de nuestra Carta Magna, y es a todas luces visible que, de aplicar el principio de retroactividad a dicha reforma, esto constituiría un perjuicio para una de las partes.

La controversia se enfoca por tanto, en establecer si en la aplicación de dicha reforma hay o no aplicación del principio de retroactividad de la ley, o conflicto de leyes en el tiempo, como también es conocido.

Al respecto, la Suprema Corte se ha remitido al ánimo que tuvo el legislador al establecer dicha reforma, que, según establece, aparte de regular situaciones a futuro, fue el legalizar las situaciones de aquellos matrimonios que aunque de iure estuviesen unidos, de facto ya no lo estaban, y en los cuales, como se expuso ya en el presente, ya no se cumplían los fines del matrimonio.

La regla de aplicación la estableció el mismo legislador en el segundo artículo transitorio, en el cuál establece lo siguiente:

Artículo Segundo. - Para el caso de la fracción XIX del artículo 267, el término de separación de los cónyuges deberá empezar a contar a partir de la fecha de la entrada en vigor del presente Decreto.

De igual manera la Suprema Corte de Justicia de la Nación, señala que, como ya fue establecido en jurisprudencia, para dicha causal no es necesario especificar la fecha exacta en que se inició la separación, puesto que la separación es un hecho que tiene lugar momento a momento, y por tanto bastará que se acrediten con los medios permitidos por la ley, que han transcurrido más de dos años de separados los cónyuges.

Transcríbese a continuación la jurisprudencia a que se hace mención en el anterior parágrafo.

«Novena Época

«No. Registro: 194,447

«Instancia: Primera Sala

«Jurisprudencia

«Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

«IX, marzo de 1999

«Materia(s): Civil

«Tesis: 1a. /J. 7/99

«Página: 11

 

«DIVORCIO. SEPARACIÓN DE LOS CÓNYUGES POR MÁS DE DOS AÑOS. COMO CAUSAL DE. NO ES REQUISITO INDISPENSABLE LA FECHA EXACTA DE SEPARACIÓN.-Del análisis de la causal de divorcio prevista en el artículo 141, fracción XVII del Código Civil del Estado de Veracruz, equivalente a la que contempla el artículo 267, fracción XVIII del Código Civil para el Distrito Federal, se desprende que para acreditar el supuesto legal contenido en la misma, consistente en la comprobación de la separación de los cónyuges por más de dos años, con independencia del motivo que haya originado la separación, no es requisito indispensable establecer la fecha exacta en que sucedió la referida separación pues basta con que se acredite que ésta aconteció con un lapso mayor de dos años por cualquier medio de prueba que permita la ley, toda vez, que si se dio con exceso el periodo a que se refiere la hipótesis normativa, resultaría irrelevante establecer la fecha exacta de la separación.

 

«Contradicción de tesis 23/98. Entre las sustentadas por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Séptimo Circuito y Octavo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. 10 de febrero de 1999. Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Humberto Román Palacios. Ponente: Humberto Román Palacios; en su ausencia hizo suyo el asunto la Ministra Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretario: Jesús Enrique Flores González.»

Es por lo anterior que, con la finalidad de unificar criterios, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el pasado mes de abril de 2010, ha dictado Jurisprudencia, resolviendo la contradicción de tesis que es objeto del presente artículo, y quedando como sigue a continuación.

                        Registro No. 164793

Localización:

Novena Época

Instancia: Primera Sala

Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta

XXXI, Abril de 2010

Página: 259

Tesis: 1a. /J. 115/2009

Jurisprudencia

Materia(s): Civil, Constitucional

DIVORCIO POR SEPARACIÓN DE LOS CÓNYUGES POR MÁS DE DOS AÑOS. NO EXISTE APLICACIÓN RETROACTIVA DE LA FRACCIÓN XIX DEL ARTÍCULO 267 DEL CÓDIGO CIVIL PARA EL ESTADO DE NUEVO LEÓN CUANDO LA SEPARACIÓN OCURRIÓ ANTES DE LA ENTRADA EN VIGOR DE DICHO PRECEPTO.

Conforme a la teoría de los componentes de la norma, admitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para dirimir cuestiones de retroactividad, se concluye que no existe aplicación retroactiva de la fracción XIX del artículo 267 del Código Civil para el Estado de Nuevo León, en vigor a partir del 31 de enero de 2005, cuando la separación de los cónyuges ocurrió antes de la entrada en vigor de dicha disposición legal, si la separación continúa al entrar en vigor la norma mencionada y se cumple el plazo previsto para ello, en términos del artículo segundo transitorio del decreto que adicionó la citada fracción (publicado en el periódico oficial de la entidad el 8 de diciembre de 2004), porque aquel precepto no afecta situaciones ocurridas con anterioridad a su vigencia, sino que regula una situación existente al momento de su entrada en vigor y que se prolonga en el tiempo. En efecto, aun cuando la separación de los cónyuges (que es el supuesto de la causal de divorcio) suceda incluso antes de la creación de la señalada fracción, esa separación continúa ya que se da día con día, de ahí que el hecho de que haya comenzado antes del inicio de la vigencia de la fracción que prevé la causal de divorcio relativa no implica su aplicación retroactiva.

Contradicción de tesis 147/2009. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Segundo y Tercero, ambos en Materia Civil del Cuarto Circuito. 21 de octubre de 2009. Cinco votos. Ponente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretaria: Rosaura Rivera Salcedo.

Tesis de jurisprudencia 115/2009. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha veintiocho de octubre de dos mil nueve.

Recomiendo ampliamente a quien desee profundizar en el tema, leer el contenido completo de la ejecutoria, el cuál puede ser encontrado en este enlace.

©. Lic. Ernesto Blanco Careaga, Julio de 2010.

2 comentarios

Gravatar #1. Alex Castillo
hace 6 años y 8 meses

Hola.
muy buen artículo Ernesto, me parece que el tratar temas variados, es muy bueno, y que mejor por alguien que conozca del tema.
Ojalá y pongas mas artículos de estos.
saludos.
alex.

Gravatar #2. Liliana Guzman
hace 6 años y 8 meses

hola: comparto tu opinión y la verdad es un tema muy interesante el que tratas,.... me gusto la manera en k la explicaste... excelente siempre hemos sabido que eres un excelente interprete de derecho... cuidate.

Comentarios deshabilitados

Se han deshabilitado los comentarios para esta entrada.

Trackbacks deshabilitados

Se han deshabilitado los trackbacks para esta entrada.