Blog de Juntos: Blog de Juntos

Disfrutar de Netflix, ¡Desde cualquier país del mundo!

Artículo 4.289 veces visto

hace 3 años y 4 meses
Por Ernesto Blanco
Modificado posteriormente el 24 d Marzo dl 2014 a las 1:12 AM

¡Nota importante!

esta entrada se publicó hace más de dos años, por lo que es posible que la información de la que habla ya no sea aplicable, o que las descargas a las que hace mención ya no estén disponibles. En ese caso, puedes contactarnos a través de nuestro correo electrónico, y trataremos en la medida de lo posible facilitarte la información.

Hola a todos de nuevo.

Lo del asunto, lo encontré buscando debido a que, como algunos sabrán, Netflix solo se encuentra disponible en algunos países, entre los que está, por supuesto, EEUU, así como México y algunos otros de Latinoamérica. En el resto de países se encuentra bloqueado y no se puede sintonizar así se haya contratado anteriormente en uno de los países permitidos, como es mi caso, que lo contraté en México y que aquí en España no lo podía usar.

Para quienes aún no lo conozcan, Netflix es un servicio americano que, por $US 7.99, el equivalente aproximado a 6,00€ mensuales, permite ver todas las películas y series que se deseen de las contenidas en su catálogo, que, como habría de esperarse, el americano es mucho más amplio que el que se ofrece a México y el resto de países latinoamericanos.

Vale señalar que el truco que explico aquí, lo menciono para Netflix, pero es aplicable para cualquier servicio Estadounidense, como lo son Pandora Internet Radio, Hulu, Vudu, etc.

Y bueno, como dice el Instalador de WordPress: ¡Vamos a ello!

 

Aclaraciones

 

  • Esto es 100% legal, ya que los servicios mencionados no tienen ninguna restricción judicial, únicamente se utiliza un túnel o VPN, que ya se explicará más adelante.
  • No es gratis, se tiene que pagar la mensualidad de Netflix, que como ya mencioné es aproximadamente de $US 7.99, y la del VPN, que anda entre los $US5,00 y $US6,00.
  • El catálogo de Netflix americano está en su mayoría en inglés y sin subtítulos, así que lo recomiendo sólo para los amantes de la lengua de Shakespeare, el resto deberán elegir el VPN de BlackVPN.

 

Procedimiento

 

Como ya lo comenté, esto se logra utilizando un servicio denominado VPN (Virtual Private Network), el cual, para lo que nos interesa, tiene la función de establecer un túnel entre tu computadora y un servidor, con lo cual todas las peticiones a internet las haces hacia ese servidor y es él quien las solicita a la página final, y te las regresa a ti (explicación demasiado somera y básica de lo que es un VPN).

Con esto lo que se consigue es obviamente que la página destino de tu petición (Netflix en este caso) detecte la IP del servidor VPN en vez de la tuya.

Obviamente la magia está en que el servicio VPN esté ubicado en uno de los países permitidos, de preferencia en Estados Unidos, claro.

 

Servicios de VPN

 

En lo particular probé con un par de servicios: uno el de AccesoVPN, ubicado en México pero que en su versión de suscripción mensual solo proporciona IP Americana, para IP mexicana habrá de contratarse por un año; y otro llamado Unblock-US, ubicado en Estados Unidos, pero que permite seleccionar un país específico para Netflix, entre los que se encuentra México.

El servicio de AccesoVPN lo recomiendo únicamente para aquellos que gusten del inglés y tengan preferencia por el catálogo de Netflix americano, que en principio es el doble que en el resto de países. Este servicio tiene un costo de 80 pesos mexicanos mensuales, (aproximadamente 4,50€, o $US 6,00), y se puede probar gratuitamente por una semana con la promoción Paga con un like, para lo cual se necesitará una cuenta de Paypal de cualquier país (yo probé con una de México y una de España y funcionó con ambas).

Por el contrario, el servicio de Unblock-US es mucho más recomendable para aquellos que no gustamos de audio en inglés, ya que como lo mencioné, permite elegir un país específico para Netflix, lo cual no afectará a la IP del resto de peticiones, que seguirá siendo detectada como americana. Este servicio tiene un costo de $US 4,99, y se puede probar gratis por una semana también.

Una vez suscritos a cualquiera de los dos servicios, deberá llegar un correo electrónico con los datos e instrucciones a configurar, en las cuales no voy a entrar, porque son diferentes para cada uno de los servicios, pero muy sencillas de seguir.

 

Listo el túnel , ¿y ahora?

 

Pues ahora lo que prosigue es darse de alta en Netflix, en caso de que aún no se tenga ninguna cuenta, en mi caso como ya la tenía solo inicié sesión, y el servicio me detectó como un mexicano de viaje por Estados Unidos y me dejó igualmente el catálogo de EEUU y en inglés.

Si aún no se tiene cuenta se deberán tener las siguientes consideraciones para crearla.

  • Netflix permite registrarse y disfrutar de un mes gratis antes de que empiecen a realizar cargos.
  • Para registrarse hará falta una tarjeta de crédito y una dirección americana válida, la cual tranquilamente se puede googlear.
  • En caso de que la tarjeta no sea aceptada por no ser de EEUU, también permite pagar usando una cuenta Paypal, la cual se puede crear ahí mismo, y vincularle una tarjeta extranjera, mientras se ponga una dirección de facturación americana, para lo cual podemos usar la misma que buscamos antes. Yo aunque ya tenía cuenta, hice pruebas creando una nueva y vinculando una Cyvertarjeta de La Caixa, e indicándole que es una Prepaid card, y coló sin problemas.

 

Conclusión

 

Mientras los países sigan estableciendo limitaciones geográficas a este tipo de servicios (Porque no crean que Netflix no entra a Europa porque no quiere) las personas seguiremos buscando y encontrando otros medios para burlarlas, que en este caso son perfectamente legales.

Lo único lamentable es que para disfrutar de estos servicios se tenga qué pagar el extra del VPN, pero bueno, tampoco es tan caro y la verdad lo vale.

No hablo aquí de las implicaciones de seguridad de conectarse a un VPN, ya que para un humano normal no las tendrá, pero si les da por investigar ya saben que siempre están Google y la Wikipedia al rescate.

Espero que esto les sea de utilidad, y: «Hasta otro post!»

Comentarios deshabilitados

Se han deshabilitado los comentarios para esta entrada.

Trackbacks deshabilitados

Se han deshabilitado los trackbacks para esta entrada.